miércoles, 10 de agosto de 2011

"Sé el cambio que quieras ver en el mundo" Mi opinión sobre la posibilidad de un movimiento de indignados en Costa Rica


He percibido, sobre todo entre algunos de mis contactos en Twitter, la decepción por no tener un movimiento de indignados similar al que existe en España. Aunque comparto sus inquietudes por la búsqueda de una sociedad más justa, creo que en Costa Rica debemos pensar en algo diferente.
Aunque el movimiento español es muy digno, siento que carece de rumbo pragmático, y por lo tanto, a pesar de la visualización que ha logrado, no ha logrado cambios en la práctica. Creo que debemos pensar en acciones más pragmáticas.
La ventaja de Costa Rica es que, al ser muy pequeño, uno puede tener incidencia política, ya sea por que se identifica con un partido y contacta a sus representantes (esto es especialmente válido en twitter donde uno puede discutir tanto con ministros como con diputados de oposición) hasta promover nuevas propuestas si no se está satisfecho con ninguna.
A veces nos quejamos de la inercia de los ticos, pero no nos damos cuenta que somos parte del problema si no promovemos soluciones. Yo les propongo una inmediata: vean su campo de acción, su puesto en la sociedad ¿Qué estoy en capacidad yo de mejorar ahí que requiera ser mejorado? ¿lo estoy haciendo o sólo estoy esperando que el gobierno/mi jefe/la municipalidad u otros hagan algo?.
En serio, si uno se pone a analizar, siempre hay algo que está a nuestro alcance. No digo con esto que no debamos pensar en lo macro, pero sino demostramos en nuestro hábitat nuestra voluntad para producir cambios positivos ¿Cómo vamos a proponer cambios en la sociedad?
Creo que cuando la visión de lo que podemos hacer en nuestro entorno es clara, y uno la pone en acción, las ideas se desarrollan más, y podemos juntos (ahora si) pensar en lo macro.
Hagamos un movimiento de propuestas. Enamorémonos de una al menos, seamos críticos, incluso con nosotros mismos (hay que estar abierto a la posibilidad de que nuestra idea sea errónea). Busquemos la evolución de nuestras ideas, y las personas que coinciden en nuestra visión para poder llevarla a la práctica.
Lo que no creo es que debamos sólo protestar. No es sólo la labor del gobierno (el que nos ha quedado muy corto) hacer que salgamos adelante. Si ellos no lo hacen bien, no lo pongamos como excusa para no hacer nada.
Me preocupa mucho que las personas consideradas a si mismos progresistas están siendo vistos en Costa Rica como personas que sólo reclaman y no hacen nada en la práctica, y que las acciones de algunas de esas personas hacen mucho por fortalecer ese estereotipo. No dejemos que esto siga sucediendo. Las personas que seguimos creyendo que luchamos por una mayor justicia social tenemos que demostrar todos los días que no somos charlatanes, estemos donde estemos.
Después de todo esto, lo único que se me viene a la cabeza son las palabras de Gandhi (ojalá yo pudiera resumir las cosas así y no escribir tanto para explicar mi idea) "Sé el cambio que quieras ver en el mundo."

PD: la imagen que acompaña el artículo la tomé el día que tuve la oportunidad de estar en Madrid en "La Puerta del Sol" y ver el movimiento de indignados allá. Si les interesa, todas las fotos que tomé están en un álbum aquí http://www.flickr.com/photos/63101856@N07/sets/72157626640088259/with/5739832543/

2 comentarios:

Pablo Chuken dijo...

Acabás de describir la esencia de un partido político. Honestamente no le veo ningún futuro "pragmático" a las buenas intenciones. Se debe contar con poder político para hacer los cambios necesarios. Sin poder político, el malestar es simple retórica.

Chaves dijo...

Esa es una discusión eterna. Casualmente hablaba con Pablo Mora acerca de eso, y lo que yo considero un error esencial del movimiento español, y es considerarse "apolítico". Entiendo las buenas intenciones de esa consideración, pero la sola propuesta de que hayan cambios en el sistema político los convierte por definición en "políticos" (Arte, doctrina u opinión referente al gobierno de los Estados) aunque no en partido. Creo que exigir cambios es necesario, pero hay que ser más proactivos y poner de nuestra parte.